sábado, 26 de enero de 2008

Mi gato se llama Manolín

Manolín llegó a casa siendo un bebé de apenas unos días, era una ratita pequeñísima con los ojos pintados de negro y una mancha en el morrito que le da un toque distinguido, bueno, en realidad ahora le hace parecer casi bizco.

En cuanto el perro lo vio, lo adoptó como lo habría hecho una madre. Lo chupaba a todas horas dejándolo tan acartonado que parecía un gato de escayola. Pero ellos eran inseparables, dormían juntos, jugaban a todas horas, se hacían mimos...

Tuvo una infancia complicada al vivir lejos de su madre, a la cuál no echó de menos demasiado habida cuenta de la cantidad de madres y padres que tuvo. Aun así, tuvo las complicaciones típicas, biberones que chupaba como si aquella fuese su última comida, luego venían los masajitos en la barriguilla para que hiciera bien la digestión, los lavados con una toalla húmeda, la inestimable ayuda de su nueva mami para que hiciera sus necesidades... vamos, todo lo que conlleva suplir a una madre gata.

Así, Manolín creció feliz, muy feliz, demasiado felíz... y se convirtió en un adolescente terrorista perseguido a todas horas por un perro que debía pensar que "el tamaño no importa", pues pretendía correr con la misma agilidad que lo hacía él. Lo tiraba todo, no me podía distraer ni una décima de segundo preparando la comida por que era capaz de robar cualquier alimento sin que yo, apenas, pudiera percibir su presencia. Tal era su velocidad de acción.

Aquello era un divertidísimo caos, pero claro, mis frases mas repetidas eran todas del tipo

- MANOLÍIIIIIIIN, BÁJATE DE AHÍ
- MANOLIIIIINN, SERÁ CA@#~#~ EL TIO
- VEN AQUÍIIII, MANOLIIIIIN
- TE VOY A MATAAAAAAAAAAAAR,

Y un sinfín de improperios mas, pero él siempre ha sido inmutable, no le afectan lo mas mínimo las críticas.

Le encantaba que lo cogiera en brazos mientras Luis me abrazaba a mi, a su vez, si, le encantaba quedarse hecho un sandwich mientras recibía besos por los dos lados.

En aquella época solíamos bajar al ruidosísimo bar que teníamos justo enfrente de casa, tan cerca que, casi, podíamos pedir las cervecillas desde la ventana del salón.

Blas, el del bar, se reía mucho con nosotros, como no hacía mucho que nos habíamos mudado, estaba pendiente de nuestros movimientos.

Blas siempre bromeaba con nosotros y, aunque no entendíamos muy bien a qué venía semejante jolgorio y jocosidad, nos dejábamos querer.

A mi nunca me llamó por mi nombre, sin embargo a Luis... a él simpre lo llamaba Manolo, y nos hacía mucha gracia... hasta que, finalmente, un día comprendí...

Por eso, ahora que Luis no está, me mira Blas con recelo. Claro, esa mosquita muerta del primero maltrataba a su marido.

9 comentarios:

Qettah dijo...

ajajajajajaaja... eres una valiente!!. No me llevo bien con los gatos, soy una bruja atipica... Yo tengo un canario, me dijeron que solo los machos cantaban y yo cuando llego a casa como no cantaba, no hacia mas que buscar algun bultillo que me indicara su sexo, ajajaja... Al segundo día de estar en casa, me toco hacerle la R.E.A, sii, lo que oyes, pensé que se ahogaba o que tenía algo en su fosas nasales y meti sin pensarmelo la mano en la jaula y lo saque y empece a soplarle en el pico asi fuerte...desde entonces me tiene pavor..DESAGRADECIDO!!, ajajaja. Bueno, al tercer dia que no decía ni este pico es mio, me puse toda seria y le dije amenazandole con el dedo: Maestro Piero (como ves le puse un nombre con cierto empaque confiando en su talento, ajaja). o cantas o sino te "acachino". No veas como canta el tio, me deja boba, ajajaja...aiins esta mandarina con alas me tiene loquita, yo tambien le hablo en alto, ajaja...nunca me he planteado lo que piensen mis vecinos, AJAJAJA.

Besos...Qettah

PD: entiendo lo de los biberones, pero lo de ayudarle a hacer caca, me ha dejado sin habla, AJAJAJAJ...vamos que no quiero yo preguntar los detalles, ajajajajajajajajajaj

joaninha dijo...

EN SERIOOOO???, ja ja jaaaaaa, lo de hacerle el boca a boca al pájaro es para partirse!!, pobrecito!!

Así que lo tienes aterrorizado!, y canta de puro miedo??

un besote, me he reido mucho con la historia del pobre pajaro :-)

Flavio dijo...

Bueno, si Manolo ya no está por lo menos tienes a Manolín! pero por lo que cuentas parece un poco trasto jajaja.

La verdad es que los gatos no me son muy afines y eso que de cuando era peque tuve uno durante 12 años, claro que cuando eres niño te parecen lo más bonito del mundo, ya sea perro, gato, tortuga, hamster o periquito

bona nit joaninha

Ispilatze dijo...

En casa ahora somos pocos: mamágata, pequegata, microperra y canariomudo (¡esto lo arreglo yo de un par de vocinazos mañana mismo!). El caballo, claro, no nos cabe en el patio. Pero en tiempos, ¡qué tiempos!, además de niñ@s, pareja y otros bípedos circunstanciales, criamos o cuidamos o sobrellevamos desde tarántulas (¡lo juro!) hasta todo tipo de roedores, salamandras y/o camaleones pasando por acuarios dulces y salados de dimensiones desmedidas que por tener, tuvieron también pirañas. ¡Qué zoo! ¿cómo no vamos a haber acabo mal? (de la cabeza, digo). Eso sí: tengo una práctica como partera, traumatóloga y (jo, ya lo siento) enterrador... que es para nota. ¡Qué bonitos los bichos! :D

pd: ¿Qué pasa, que Manolín ya se comporta... y Blas no te oye chillarle? ¡Me encanta que siempre termines como menos me lo espero!

joaninha dijo...

flavio, si es que son de la familia, vamos, mis copañeros de piso, je je, yo pago la hipoteca y ellos manejan mi vida :-)

buenas noches viajero.

ispi, ¿un canario que no canta?, tu lo que necesitas es a Quettah!!, que hizo cantar al suyo amenazándole con volver a soplarle el pico!! (me imagino al canario aterrorizado charlando con sus vecinos "será cochina la tia que me limpia la jaula, pues no llega el otro día y me da un morreo!!!"

nosotras hemos tenido hasta murciélagos!!, un día rescaté a uno en el cole y llegué a casa con él colgando de la mochila, literalmente, pasé como aquél que no quiere la cosa en plan "holaaaa, quepasaaa, qué hay de merendar", ja ja, y ellos atónitos mirando "eso" que colgaba de mis deberes, juas!!

las arañas me dan TERROOOOOORRRRRR, pero los caballos, ay, la ilusión de mi infancia ir a montar... y pienso hacerlo este año!!!!!!

PD, manolín ha madurado, pero me tiene prohibido cerrar las puertas y los armarios, me hace la guerra abriendo toooooodas las puertas de la casa... tendría para contar...

buenas noches!!
un besazo!

Inaicool dijo...

Lo chupaba a todas horas dejándolo tan acartonado que parecía un gato de escayola. Jajajaja, me lo imagino ahí pequeñito como una bolita de pelo redondita... me ha encantado esta parte, pero me he perdido cuando he leido el final... ahí me pierdo una parte de la película.

...
Los gatos... he llegado a tener en mi casa a 7 bolitas de pelo que su mami cambiaba de lado cada dos por tres, hasta que ya destetaron y aprendieron la forma de salirse del cajón para lanzarse a la aventurilla... (ahí ya los dí en adopción)

(Yo he tenido dos gatos) La mama... toda una "bisha" una fiercecilla y a su aire todo el día, solo se te acercaba si quería algo la jodia (negra con el morrito y un pico en la frente blanco) y el papa (precioso atigrado y ojos exageraaaamente grandes) era "el niño" así se le llamaba en casa, (yo creo que por el, los celos de la gata) el muy cacssshoooo ca*/?....n me las preparaba como abundio! cogía carrerilla desde el pasillo y al estilo superman se lanzaba dando un salto hacia las cortinas para después balancearse como tarzan con ellas, me llegó a hacer un "bujero" en un sofa, donde se metía a dormir, ahiiiii cuando lo descubrí... PaSaPaLaBrA...
Pero dormir con el, era lo que más me gustaba, era mi bolita de pelo hasta que se empezó a convertir en mi pero pesadilla!, el muy h.....p...se me iba subiendo de los pies a la cabeza hasta ponerse en mi cara a ronronear y al calorcito de la almohada..., pero era el primero que me daba los buenos dias por la mañana!, se sentaba en la cama muy cerca de mi cara, lamiendose las patas hasta que me despertara (yo le veía con el ojo entreabierto) para darle su desayuno.

...
lOS ANIMALES ME ENCANTAN, así sin más...

Besito Joaninha!, ainssss este post me ha puesto melancólica, me ha dado cuerda para rato mujer!! :)

joaninha dijo...

jo, como hablas en pasado, supongo que hace ya de eso... no te quiero ni preguntar...

a mi me vuelven loca los bichos, la verdad es que si me pongo a contar, ja ja ja

DianNa_ dijo...

Anda , anda con lo buena que tu eres.
Que hartón de reir nena, pués menos mal que no te denunció jajaja, me imagino la cara que se le hubiera quedado de tonto.
Besos a Manolito y mil para ti.
Silvia^^

joaninha dijo...

Quita, quita, Dianna, que con las cosas que me pasan... lo que me sorprende es que no lo haya hecho!!, ya me estoy imaginando la escena, dos polis entrando en mi casa... ay ay

Manolin besuqueado y yo me doy también por tal!