lunes, 27 de abril de 2009

Gris

Hay días en que no puedo, sencillamente, llego al trabajo y solo tengo ganas de llorar como una niña. No es que sea algo puntual, es algo que se está gestando dentro de mi como una bestezuela devoradora de sonrisas.

La nube negra se ha convertido en todo un cielo de oscuridades como si del fin del mundo se tratara. Aun así, me es tan familiar esta sensación que puedo, incluso, observar a la bestia desde mi sofá, con mi taza de sombría amargura sabiendo que lo que hoy es gris oscuro, húmedo y frío, mañana puede ser amarillo y azul, cálido y reconfortante, pero eso no suaviza la tristeza.

7 comentarios:

David dijo...

Mañana será, debe ser, azul, luminoso y cálido. Y si sale gris, hazlo azul. Te prometo que tú puedes.

joaninha dijo...

A veces cualquiera de vosotros puede ser ese sol ;), gracias David

Nanny Ogg dijo...

Los día grises vienen y se van, las nubes pasan y, no muy lejos, suele estar el sol y el arco iris. Así que, ánimo :)

Besos

joaninha dijo...

Ahora vendran dias soleados,
un besito nanny!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

No pierdas la esperanza, ya verás como todo cambia, ¡son rachas que todos pasamos, pero verás como pasan!!
Besicos preciosa.

Zanzara dijo...

Los días grises son menos de losque parecen y además, a veces para disfrutar realmente de los días azules hay que pasar por los grises.

Mil besos!!

joaninha dijo...

LA CASA ENCENDIDA, muchas gracias guapa, aunque creo que me vienen mas dias grises, menos mal que me llega el verano y que siempre sale la luz finalmente :)

Zanzara, así es, los días claros serán muy bien recibidos :)

muchos besos!