martes, 7 de abril de 2009

El día despues

Pues bien, ya tengo casi casi oficialmente un nuevo ex. Es toda una experiencia para mi lo de tomar yo la iniciativa, pero joder, que bien se siente una... y yaaaaaaaaa, ya se que iré bajando poco a poco hasta deprimirme totalmente, pero me he levantado de muy buen humor y, a pesar de haberme despertado repetidas veces por la noche para obsesionarme y darle vueltas al tema, me siento bien, ya no me siento paralizada, ahora tengo energía para hacer las cosas que quiero hacer... y es que una es muy sensible y se bloquea con facilidad.

Me siento entre aliviada y dolida, por que son tantas las exigencias y tan poco a cambio. Me quería robar el cinismo para tirarlo a la basura, es posible que no sea demasiado sano, pero hay gente a la que le gusta... no será tan malo. Quería poner orden en mi vida, y yo encantada, pero siempre a su manera, quería cambiar tantas cosas de mi que no se si el resultado sería yo... así que, amor mío, mejor vete para no sentirte "bajo el mínimo", por que yo, mi dulce y suave amor, merezco la pena.

Es la primera vez en mi vida en la que, a pesar de que creo que habría caminos juntos, no me siento insegura por no haber hecho lo posible, y se que podría hacer mas, pero no así.
Tengo bastante claro que he hecho lo correcto, tan claro que se que puede que me equivoque, pero ahora tiene él la palabra, al menos sabré si merecía la pena.

2 comentarios:

Nanny Ogg dijo...

Muy bien hecho, nadie tiene por qué cambiarte. A las personas se las quiere por como son, no por cómo queremos que sean y, quien no entienda eso, puerta...

Besos

joaninha dijo...

Así es :)
menos mal que lo ha entendido ;P
Besitos!!