martes, 1 de octubre de 2013

Anhelo

Hoy he echado de menos el calor, el abrazo, la guarida, llegar a casa y sentir la sangre caliente en las venas compartidas, el latir el corazón que se alegra de verte, de sentirte, de tenerte.

2 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

A veces pasa demasiado a menudo. ´Creo que debemos poner remedio, verdad?
Me alegra bvolver a leerte.
Besicos muchos.

joaninha dijo...

Qué alegría volver a saber de ti!!!, pues en este caso, estoy genial, pero me niego a esconder los momentos tiernos. Pero se a lo que te refieres, nos perdemos mucho añorando lo que no tenemos en lugar de disfrutar de lo que SI ;)