jueves, 9 de octubre de 2008

De cara al invierno.

Llego de mis vacaciones en la playa, con mi amiga Amaya, unas vacaciones super relajantes con una amiga de las de verdad, a las que les puedes contar tus pensamientos mas íntimos... y estoy nerviosa

por volver a verle. Por fin llega ese rapidísimo ave a Atocha y él me espera con su tierna sonrisa en la estación, nos abrazamos... todo está en calma, todo es perfecto... Pero mi vida me espera como

un jarro de agua fría, como una alimaña agazapada en la sombra esperando a su presa.

En realidad es reconfortante saber que todo está en su caótico orden, que no estoy huyendo hacia delante, que los asuntos no resueltos no se han metido debajo de la alfombra tras una conveniente

barrida.

He necesitado unos meses para poner mi mente blogiana, o mejor, mi corazón en el blog, para poder escribir si n estar, realmente, contando verdades a medias. También es cierto que han sucedido un par de cosas que no han ayudado a continuar mi cercanía o mi confianza en el blog. Conocí personalmente a un bloguero que abandonó y me di cuenta de que la gente tiene dos caras, que oculta sus intenciones de una manera algo siniestra. Además, si hay algo que me barniza de hielo es el insulto que, junto con la mentira, me sumen en la mas absoluta indiferencia.

También conocí a una bloguera con la que pasé momentos inolvidables y a la que nunca olvidaré, una persona para la que mi puerta estará siempre abierta. Realmente he conocido gente maravillosa a través del ciberespacio, como esos cuarentañeros con alma de niño, o esos hombres misteriosos que se esconden en lugares remotos, nevados, de cuento... esos que adoran las motos, viajan a París y filosofan conmigo y unas cervezas a través de las palabras escritas o en ese lugar mágico como es La Coquet y que adoran los futones de ikea.

Adoro a la raza humana. También la odio, pero me da vida.

Y aquí estoy yo, en uno de mis momentos íntimos, sentada en mi sofá, fumando un poco y dejando libre el alma. Las vida continua y, aunque me encuentre cansada, tengo ganas de vivir y una curiosidad pausada por lo que vendrá después. He aprendido a mantener la calma y a esperar... por que mi ángel de la guarda, ese que marca una línea de vida de la que no me puedo escapar, me ha enseñado que soy una persona afortunada, que tengo mucho mas de lo que había soñado y, a veces, me gusta salirme de mi misma y observar mi vida como mera espectadora... y me gusta lo que veo, si, me gusta ver que ahí siguen mis asuntos sin resolver así como los asuntos que se acoplan a mi vida como un guante que me acaricia las manos suavemente.

9 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Niñaaaaa, me alegro de tenerte por aquí! y me alegro que estés así de bien contigo misma. Desde ahora aprovecha la vida y agarra lo bueno para tí, lo demás lo vamos a ir tirando a ese baul de los recuerdos y si no merece nada la pena, a la basura.
Lo dicho, haz a esa escobita que tienes a la derecha moverse más rápido y tú, dedícate a sonreir.
Besicos muchos

Tuxman Linuxos dijo...

Bueno, entonces no todo es tan malo como parece. Me gusta esa actitud de "problema que me quema, se resuelve o se deja".

Nanny Ogg dijo...

Viene bien,de vez en cuando, verse así, desde fuera, contemplarse detenidamente y observar nuestras vidas como meros espectadores. Está bien hacerlo porque eso nos ayuda a valorar muchas cosas que damos por supuestas.

Besos

misántropo dijo...

Como tu ángel de la guarda te recuerdo que aunque no viaje a París y no tenga moto, empero me gusta filosofar y compartir cervezas aunque sea en un mullido bordillo de acera o en el gélido espacio binario.
Gracias por compartir todo esto.

Un beso.

Pdta: si me vienes a ver pongo la cerveza y algo más

amateur1965 dijo...

por fin das señales de vida .....

besos sin resaca

Agatha Blue* dijo...

... Tengo una buena noticia en mi Blog.

Besitos.

Agatha Blue*

amateur1965 dijo...

veo que no se te ha roto ni la nevera, ni el coche, ni al vecino de arriba le ha dado por olvidarse de cerrar el grifo de la ducha . ni ni ni ni ...
besos encanto

Zafferano dijo...

Hola preciosa! Pero dónde te habías metido! Pues linda, de nada sirve huír, al final nos damos cuenta de que todo está aquí cerca de nosotros, y que depende de nosotros mismos sacarle a las cosas el mejor partido. Qué fácil es hablar, verdad?

Un beso enorme, y me alegra mucho saber de ti.

amateur1965 dijo...

estamos en huelga? falta de musas? te encuentras bien?

besos encanto