viernes, 23 de noviembre de 2007

Deberes.

Pues bueeeeeeno, llego al fin de semana con los deberes hechos.

Ayer quedé con J y nos tomamos unos margaritas en el AREIA, la verdad es que estaba tan sexy..., me encanta la ropa que lleva y me encantó quitársela.

Es que, cuando tienes un antojo, o te lo quitas o se convierte en una obsesión, así que hice caso omiso a los puritanismos de mi psicóloga y he escuchado los consejos de Nanny-Ogg (gracias guapa por leerme!!).

Y ahora unos minitos de reflexión, por que habría sido mucho esperar que la primera vez que te acuestas con alguien cuando tienes una ruptura reciente, no sea capaz de levantar un poco la costra. Además, como todo tiene que tener un toque pelín tétrico, resulta que J y P utilizan el mismo suavizante para la ropa... y el mismo desodorante... el resto lo imagináis, no?, pero una servidora, que ya tiene un callo malayo que no veas, ha salido airosa de la situación observando mis propios sentimientos, recuerdos y emociones con respecto a P sin inmutarme lo mas mínimo. Me he quitado un poco el tufillo de la nostalgia.

Pero la vida y sus cosillas están para disfrutarlas. Ayer me tomé unas margaritas escuchando buena música, me llenaron de besos, mimos, me dijeron muchas cosas bonitas y me echaron un buen par de polvos, ¿acaso hay mejor terapia?.

2 comentarios:

Chris Stevens dijo...

Ey ninha, por fin entre nosotros de nuevo. En cada entrada q te leo, lo difícil es ser no-tú x)

Un radiofónico saludo!

joaninha dijo...

Jo, qué misterioso, "entre nosotros de nuevo"... Bueeeeno, pues dale recuerdos al Dr. Fleischman de mi parte ;-P